El Rincón del Navegante de Silvana de Prado

El Cuervo, el Héroe y el Número Mágico...


Corvus Frugilegus, por Silvana de Prado



La última noticia que se tiene de haber servido la Torre de Hércules como defensa se contrae al año 1589, durante el sitio de la Coruña por el general Drake. En la noche del 5 al 6 de Mayo, cuando la toma de la Pescadería por los enemigos, en la dispersión de sus defensores, «nueve soldados se refugiaron en la Torre de Hércules, que está en la parte Norte de la ciudad, a un cuarto de legua, sirvíendo unicamente entonces de morada a las aves: en ella se hicieron fuertes, hasta que viendo que se les iban concluyendo las pocas provisiones que llevaran, se fueron rindiendo y saliendo como pudieron, a fin de procurarse, el alimento. Uno de ellos resistió nueve días en este encierro, comiendo grajos». 

Relación histórica del sitio puesto por los ingleses a la ciudad de la Coruña el 4 de Mayo de 1589 (Conforme a un manuscrito de la época existente en el Archivo del Ayuntamiento). 


Distintos elementos trascendentales hacen que este relato ultrapase el hecho histórico para convertirse en una de nuestras mejores leyendas. Quizá una de las más sencillas, aunque encierra significados profundos. Grabada en papel en muy pocas ocasiones a lo largo de la historia, en la actualidad desconocida hasta para los propios coruñeses. Un relato heroico como este que yo, al menos, interpreto como mágico, merece volver en el tiempo hasta unos cuantos siglos atrás...Esta es una historia de resistencia en términos absolutos; del resistir hasta el final, hasta las últimas consecuencias. Unos hechos inspiradores que cobran fuerza hoy en día, tanto  en clave individual ante cualquier dificultad importante en la vida como en clave colectiva como pueblo que despierta de la oscuridad y del letargo. Hay que verse en el lugar de este Héroe anónimo, anónimo pero con mayúsculas. Que fueron muchos los héores y heroínas que escribieron las mejores líneas de nuestra historia; unos célebres, otros desconocidos...Hay que verse resistiendo los ataques de esa horda de miles de orcos de los infiernos de Drake desembarcando de pleno en las cuatro calles que conformaban Coruña por aquel entonces a finales del siglo XVI...[ Estampa del Bosco ]...Hay que internarse en las "profundidades" de aquella Torre de Hércules, que no era como es ahora y he de decir que hasta ahora no he conocido yo un lugar más angustiante en el que estar, en su interior...Y tener que permanecer, aún encima siendo hostigados por aquellas alimañas; sabiendo que estaban arrasando la ciudad y sembrando el caos y el terror mientras tanto...Había que verse ahí encerrado y ver la destrucción de Coruña a lo lejos en los pocos instantes que se podía asomar la cabeza y por donde se pudiera asomar...Debilitadas las fuerzas y el ánimo solo uno resiste contra todo pronóstico...Nueve días, nueve noches, nueve soldados...Solo uno resiste, solo uno se salva...¡Salvado por los cuervos!. Ahora comemos ciertos animales por cuestiones puramente materiales (apetencia o nutrición) y algo queda en ciertas reuniones. Pero hubo un tiempo en el que también nos reuníamos en torno a ciertos animales por su vinculación con lo sagrado. "El último soldado" comió cuervo y no debemos olvidar su significado y el calado que el cuervo tuvo en nuestra cultura celta peninsular y aun después...Todo apunta a que en efecto fue un animal sagrado asociado al dios Lug o Lugus: «Lugus aparece como una divinidad con diversas funciones que guarda semejanzas con divinidades romanas como Mercurio y Apolo, tiene cualidades relacionadas con la soberanía, con la guerra y con aspectos como la salud...Ha dado nombre a diversas poblaciones galas e hispanas así como a algunas etnias. No aparece, sin embargo, reflejado en la estatuaria, aunque podría estar detrás de algunas representaciones del Mercurio céltico en su aspecto tricéfalo o de Cernunnos, el dios galo que aparece frecuentemente representado en pose búdica y con cuernos de ciervo. Su animal característico es el cuervo y su símbolo es la lanza, por lo que algunas representaciones de divinidades indígenas con lanza interpretadas como Marte, podrían representar a Lugus» ("La religión céltica en la Península Ibérica", Juan Carlos Olivares Pedreño)


Acércate a la leyenda como nunca habías imaginado...

El  REYEZUELO, EL CUERVO Y EL DIOS CÉLTICO LUG  de  Marco Virgilio García Quintela

LA TORRE DE HÉRCULES: Impresiones acerca de este antiquísimo faro bajo su aspecto histórico y arqueológico, del historiador Francisco Tettamancy Gastón. Facsímil de la Librería Arenas.

MARÍA PITA: DEFENSA DE LA CORUÑA EN 1589 (Narración histórica). También editado por la Librería Arenas (Si no puedes pasar por Coruña siempre puedes adquirir estos clásicos por internet).


                                                                                              Silvana de Prado



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: