El Rincón del Navegante de Silvana de Prado

Grecia y Roma

La Leyenda de Ícaro

Escrito por rincondelnavegante 02-10-2018 en De Naufragios y Náufragos. Comentarios (0)

Lamento por Ícaro

Lamento por Ícaro (Herbert Draper, 1898)


El Mito de la Caída de Ícaro

En la mitología griega, Ícaro era  hijo del arquitecto Dédalo, constructor del laberinto de Creta. Ambos fueron encerrados  en una torre de Creta por el rey de la isla, Minos. Dédalo ideó un plan para escapar y se puso a trabajar para fabricar alas para él y su joven hijo Ícaro. Cuando estuvieron listas  y se dispusieron a escapar. Cuando ambos estuvieron preparados para volar, Dédalo advirtió a Ícaro que no volase demasiado alto porque el calor del sol derretiría la cera, ni demasiado bajo porque la espuma del mar mojaría las alas y no podría volar. Aquí , nuevamente un principio de mensura, “el justo medio” , del cual fue tan partidario Aristóteles en su Ética a Nicómaco. Estaban próximos a Lebintos, y, entonces el intempestivo Ícaro, ascendió más de lo debido. El  sol derritió la cera de las alas de Ícaro  y éste cayó al mar.

Algunas líneas de análisis sobre el Mito de Ícaro

La interpretación de este mito tiene  conexiones con el concepto freudiano de “sublimación”, si lo vinculamos con la creación de Dédalo, y el cambio del  objeto pulsional, del deseo ( “la libertad”)  por otro objeto ( “las alas de cera”). Esta “pulsión sublimada” se manifiestaría en el vuelo y la huída del laberinto.

La primera parte del Mito de Ícaro de André Comte Sponville, desvela la ilusión de un concepto del yo que proviene principalmente del idealismo platónico. El Banquete de Platón presenta un recorrido dialéctico hacia el amor inteligible. Sin embargo, Ícaro crea sus propias alas, conocer es descubrir, y  elevarse es crear algo nuevo que no preexistía.  Por lo tanto  no es el cielo el que hace posible el vuelo, sino que es el vuelo (la sublimación del deseo) el que crea el cielo como horizonte de deseo. El laberinto de Cnosos de la leyenda no  tenía techo, el adentro tenía su contraparte en un afuera proyectado al cielo, que podríamos vincular con el mundo eidético platónico, con la belleza de las Ideas y con la libertad como principio de la creación artística.

Lo único que Ícaro puede hacer es fabricarse unas alas para sublimar su deseo de escapar en un gozoso vuelo que, a su vez, es el vuelo creador de un cielo que se convierte en el nuevo y amplísimo horizonte de su deseo. Pero ese cielo abierto e ideal es efecto, nunca causa. Ícaro disfruta del vuelo hasta que, inexorablemente, cae. Ahora bien, la inevitable caída no invalida el vuelo así como la muerte no invalida la vida. Creo que este es el legado vigente de este mito.


La Caída de Ícaro

La Caída de Ícaro ( J. Peter Gowy 1615-1661)


Por Aquileana

(*La Audacia de Aquiles* )


¿Te ha gustado? ( Por cierto... ¿Sabías que tenemos la suerte de poder contemplar ¡en vivo y en directo! La Caída de Ícaro de J. Peter Gowy en el Museo del Prado?). ¡Avance! Próximamente... ¡El Galeón Andalucía desde dentro!...¡Aquí, en mi Rincón del Navegante!  


Silvana de Prado


¡Ballena Azul a la vista!

Escrito por rincondelnavegante 17-02-2018 en Avistamientos y Arribadas. Comentarios (0)


Acojonante, ¿verdad?...Durante millones de años estas criaturas ancestrales han pasado toda su vida en el agua aunque se piensa que alguna vez fueron capaces de caminar sobre la tierra. Para los científicos este avistamiento es un hecho histórico y para los aficionados una historia increíble... La Ballena Azul es una especie amenazada en todo el planeta. Es el animal más grande que jamás haya existido en la Tierra, del tamaño de un edificio de 8 plantas...Ha irrumpido en Galicia, una extraña aparición para la que se buscan explicaciones convincentes...

¡No te pierdas el artículo que viene a continuación!... "Los extraños avistamientos de ballenas azules en Galicia que asombran a los científicos". (Fuente: El Confidencial)

Ulises...El Retorno del Espíritu

Escrito por rincondelnavegante 17-11-2017 en El Faro. Comentarios (0)

Preguntó la ninfa Calipso… 

“Ulises ¿de verdad deseas marchar de regreso a tu casa y a tu patria? 
Si supieras de los males que habrás de padecer antes de volver a tu tierra, te quedarías conmigo en esta bienaventurada morada y como yo, serías inmortal. Y aunque estés deseoso de ver a tu esposa, de la que padeces recuerdo y soledad, bien sabes que ninguna mujer mortal puede competir en belleza con las diosas y yo, me jacto de ser la de la más divina belleza”… 

A lo que Ulises contestó: 
“No te enojes conmigo, venerada deidad, conozco muy bien que la prudente Penélope te es inferior en belleza y gracia, siendo ella mortal y tú inmortal y exenta de vejez. Sin embargo deseo marchar a mi casa y a mi patria y anhelo ver lucir el día de mi vuelta. Y si alguno de los dioses quisiera aniquilarme cruzando el mar, lo sufriré con el ánimo que llena mi pecho y que tan pacientemente sobrelleva el dolor, pues en la mar y en la guerra, ya supe padecer en el viaje de la vida antes de llegar a éste, tu hermoso lugar”. 

Odisea. Canto V. “La balsa de Ulises”.


ESCUCHA A ULISES EN LA VOZ DE GONZALO RODRÍGUEZ, CON LA BELLA MÚSICA DE THE WYRM Y EL HERMOSO DISEÑO DE AVENCIO, ACOMPAÑÁNDOLOS EN SU PERIPLO... SUMÉRGETE EN ULISES HACIENDO CLIC EN EL ENLACE QUE VIENE A CONTINUACIÓN, ENLACE QUE TE PERMITIRÁ ADEMÁS DESCARGAR EL ÁLBUM COMPLETO, EL RETORNO DEL ESPÍRITU, TEMA A TEMA, O LLEGAR A TENERLO ENTRE TUS MANOS GRACIAS A GHRECORDS.

https://gradualhaterecords.bandcamp.com/track/ulises

Qué va, qué va...¡Las sirenas no existen!...

Escrito por rincondelnavegante 08-10-2017 en Avistamientos y Arribadas. Comentarios (0)


Yo no me perdería el vídeo que viene a continuación ... .. .



El Mito de los Argonautas

Escrito por rincondelnavegante 05-02-2017 en Grecia y Roma. Comentarios (0)

No te pierdas la odisea de los Argonautas, liderados por Jasón, en su búsqueda del Vellocino de Oro...


Introducción a uno de los mitos más antiguos e importantes de la Mitología Griega, cuya trascendencia ha hecho que haya pervivido en nuestra cultura hasta nuestros días... El Mito de Jasón y los argonautas